¿Cómo Habilmind beneficia a los alumnos con altas capacidades académicas?

Avatar

Por Karina Esparza

actualizado hace 5 meses

¿Qué significa que una persona sea de alta capacidad académica?

"La alta capacidad es la manifestación del rendimiento que se encuentra claramente en el extremo superior de la distribución en un dominio de talento específico, incluso en relación con otros individuos de alto nivel de funcionamiento en ese dominio. Más aún, la alta capacidad puede verse como un proceso de desarrollo en el que, en las primeras etapas, el potencial es la variable clave; en etapas posteriores, el rendimiento es la medida de la alta capacidad; y en los talentos completamente desarrollados, la eminencia es la característica que hace acreedor a esta denominación. Tanto las variables cognitivas como las psicosociales juegan un papel esencial en la manifestación de la alta capacidad en cualquiera de los estadios del desarrollo, son maleables y necesitan ser deliberadamente cultivadas (Subotnik,Olszewski-Kubilius, & Worrell, 2011, p. 7). 

Determinar, por tanto, que una persona es de alta capacidad en un ámbito dado significa establecer cual es su posición respecto a otras personas de su edad y otros rasgos en los que deban ser comparados. Esto quiere decir que la alta capacidad no es una cuestión de ser o no ser, sino del grado de competencia que se posea. Competencia que ha de verse como capacidad potencial y, por tanto, necesitada de desarrollo y esfuerzo para que se plasme en alguna actividad productiva de tan alto nivel como la capacidad personal permita (Touron, 2018).

Partiendo de las definiciones planteadas, podemos resumir que la alta capacidad consta de tres etapas progresivas: el potencial, el rendimiento y la eminencia. Para llegar al último escalón, es de suma importancia asentar muy bien los dos primeros; lo anterior sería imposible sin una oportuna detección, un óptimo desarrollo y una buena motivación; más adelante se expondrá de qué manera Habilmind lo logra. 

¿Por qué en ocasiones resulta difícil la detección de los alumnos con altas capacidades cognitivas?

El elevado número de alumnos por aula, la falta de tiempo, así como la escasez de recursos personales y materiales para la oportuna detección; son los factores más frecuentes por los que el extraordinario potencial del alumnado queda enmascarado, provocando en un amplio porcentaje de ellos bajo rendimiento o, incluso, fracaso escolar. Por otra parte, factores como los rasgos personales, sociales, emocionales, motivacionales y el entorno de vida del alumno pueden ensombrecer este alto potencial. 

Identificar a los alumnos con altas capacidades académicas puede ser todo un reto para un colegio si no cuenta con las herramientas y estrategias necesarias para ello. Dejarlos pasar desapercibidos, puede provocar una disminución en el desarrollo de su potencial y, por lo tanto, generar fracaso escolar y pérdida de talentos. Por ello, es clave dotar a los centros de recursos para realizar diagnósticos adecuados y programas de intervención personalizados. 


¿Cómo ayuda Habilmind en la detección de alumnos con altas capacidades académicas?

En Habilmind, en primer lugar, proponemos la detección a través de la prueba Habilidades Generales o de Habilidades Fundamentales (versión reducida de la anterior). Esta evaluación colectiva permitirá conocer de una manera efectiva y rápida el nivel de desarrollo actual del grupo en cada una de las habilidades necesarias para el desempeño académico.


Identificar un elevado número de habilidades en un nivel superior de desarrollo, como se muestra en la imagen, será la primera señal de alarma para detectar a los alumnos altos capaces. El primer paso para dar respuesta a estos alumnos es hacer una detección a tiempo, por ello se recomienda establecer evaluaciones colectivas que permitan hacer un screening de todo el grupo en vez de centrar las evaluaciones únicamente en aquéllos que han sido derivados por presentar una sintomatología concreta o dificultades de adaptación pues, en muchos de los casos, el efecto del paso del tiempo ha jugado ya en su contra requiriendo de una intervención posterior más compleja e insidiosa.

Erróneamente se piensa que un alumno de altas capacidades cognitivas no requiere de apoyo adicional, creyendo que ese elevado potencial intelectual, por sí solo, es predictor suficiente de éxito académico y personal. Sin embargo, en la mayoría de los casos, esta creencia dista mucho de la realidad, requiriendo de un apoyo personalizado y acompañamiento en su desarrollo integral. 

El desarrollo de la capacidad es un proceso que abarca toda la vida, por lo que una oportuna detección apenas es el punto de partida para llegar a un óptimo nivel de rendimiento en la edad adulta. Esto también demandará la presencia de otros factores, como altos niveles de motivación, perseverancia y una aproximación creativa a los problemas (Tourón, 2018). 

¿Cómo ayuda Habilmind en la intervención?

Las altas habilidades académicas deben atenderse dentro de la integridad del alumno: la inteligencia no es una isla y tiene que considerarse la madurez emocional y social como otros factores que deben equilibrarse. Algunos niños de altas capacidades tienen inmadurez emocional que se traduce en timidez, autocrítica severa, perfeccionismo o bien pueden presentar dificultad social. Herramientas, como las que ofrece Habilmind, posibilitan obtener información objetiva sobre el resto de factores que influyen en su aprendizaje y desarrollo personal para proporcionarle el acompañamiento integral que necesitan:

  1. La prueba Socio-Emociograma va a permitir obtener información sobre aspectos socioemocionales del alumno, por ejemplo el grado de empatía que manifiesta o cómo está integrado en el grupo. 
  2. El test Tendencias personales, permitirá conocer los rasgos de personalidad del estudiante y cómo estos influyen en su desempeño académico. 
  3. La prueba Estilos de aprendizaje brindará información sobre los canales de preferencia de entrada de información (visual, auditivo y/o kinestésico), la motivación y la tolerancia ante el esfuerzo y la frustración del alumno. 

Además, se necesita un currículum, metodologías y apoyo apropiados para el desarrollo óptimo de los talentos y capacidades de los estudiantes (Tourón, 2015). Para ello, es fundamental el apoyo del docente, quién además de ser la fuente de conocimiento para los alumnos, es un guía y referente en el proceso educativo y de formación como persona. 

Las metodologías activas son las que más van a beneficiar tanto a los alumnos como a los profesores para dar respuesta a las diversas necesidades de su alumnado. Una de las características que estas metodologías suelen tener en común, además de hacer protagonistas a los alumnos de su propio proceso de aprendizaje, es que se realiza el trabajo en grupos y ofrece mayor flexibilidad a la hora de trabajar el currículo.

Los  resultados obtenidos a través de las pruebas Habilmind ayudan a formar de manera más equilibrada los grupos de trabajo teniendo en cuenta diversos factores ya que es una información accesible a los docentes. Las metodologías del programa Hábilmente, sugeridos por Habilmind, potencian el trabajo en equipo, en donde los alumnos con altas capacidades académicas pueden ser un gran apoyo para sus compañeros.

Asimismo, las recomendaciones que extienden los informes al profesorado, ayudan a personalizar el proceso educativo del alumno y diversificarlo en cuanto a retos, contenidos y evaluaciones, pues cada caso es diferente. Sin olvidar la importancia del rol de padres de familia, a quienes también se extienden informes y recomendaciones sobre sus hijos, que se deberán llevar a cabo desde casa.

¿Cómo ayuda Hábilmente en la intervención?

Tras una oportuna detección a través de la plataforma Habilmind, Hábilmente ofrece para todos los estudiantes un programa de entrenamiento semanal de las habilidades cognitivas. El programa promueve una atención personalizada a cada alumno, por lo que se convierte en el espacio idóneo para que los alumnos de altas capacidades puedan ejercitar y potenciar estas habilidades a través de ejercicios prácticos y divertidos. Parte fundamental de este entrenamiento forma el desarrollo de las competencias socioemocionales, que por defecto es requerido para un óptimo aprovechamiento del método: se promueve la socialización del conocimiento, prácticas grupales y una actitud positiva hacia el conocimiento. Asimismo, se estimula el autocontrol, la metacognición y la autoconciencia en el estudiante, factores indispensable para un buen rendimiento en el proceso educativo, el segundo paso necesario para el alcance de la eminencia, de acuerdo a las sugerencias planteadas al principio del presente artículo. 


Por otra parte, conviene señalar, que lo anterior no sería posible sin un sólido apoyo por parte del docente, quien tomará el rol de guía en el programa Hábilmente para llevar a los alumnos al desarrollo de su máximo potencial a partir de una actitud positiva ante el proceso de enseñanza-aprendizaje. Hábilmente es un gran entrenamiento para el cuerpo docente en el desarrollo y adopción de metodologías activas en el aula, que permiten tomar a cada alumno desde la particularidad de su proceso educativo y potenciar su talento. 

¿De qué otras formas suelen manifestarse las altas capacidades?

Es importante considerar que no hay sólo altas capacidades académicas (factores cognitivos), también hay altas capacidades sociales (liderazgo), emocionales (empatía, comunicación) y fisio-neurológicas (deporte, danza, artes plásticas) que también deben considerarse en la educación para que cada niño o adolescente pueda explotar su talento. La amplia batería de pruebas que ofrece la plataforma Habilmind, permite a los centros conocer a su alumnado de una manera integral.


Tourón, J. (2015) "Re-pensando las Altas Capacidades: una aproximación evolutiva". www.javiertouron.es

Tourón, J. (2018) "Alumnos de alta capacidad: ¿es posible definirlos?" www.javiertouron.es

www.habilmind.com

¿Ha quedado contestada su pregunta?